A medida que crecen sus números, los dominico-americanos se consolidan con su presencia y su peso

As their numbers grow, the Dominicans-americans consolidate their presence and weight

img_20160814_172127_e95743a0875db06f7da794da048ed968.focal-600x300

Fuente / Source: nbcnews.com
See English version below / Leer versión en inglés más abajo 

 

Los dominicanos de EE. UU. marcan su propio mes,” el Mes de la Herencia Dominicana”, que culmina el 27 de febrero con el Día de la Independencia de los dominicanos, fecha que marca la independencia de Haití.

Según Pew Research Center, más de la mitad de los dominicanos que viven en los Estados Unidos no nacieron aquí, en comparación con el 35 por ciento de los latinos en general. Casi la mitad de quienes inmigraron han estado en los Estados Unidos por más de 20 años.

Con casi dos millones, los dominicanos son ahora el quinto grupo latino más grande en los EE. UU. La mayoría de los dominicanos se concentran en varias ciudades grandes de la costa este, especialmente en Nueva York, Nueva Jersey, Florida y Massachusetts.

César Vargas, un escritor Dominicano que vive en la ciudad de Nueva York, y que llegó a Estados Unidos a dos meses de cumplir 13 años, describe las drásticamente diferentes condiciones que marcaron su llegada “justo en el medio del invierno con una doble sacudida: el choque cultural y el impacto climático”.

“No me sorprende que seamos uno de los grupos latinos de más rápido crecimiento”, dijo Vargas a NBC Latino. “Estamos muy orientados al concepto de familia extensa. Podemos aprender acerca de todo ese fuerte individualismo en Estados Unidos, pero para nosotros, cuidar de nuestras familias es muy importante”.

Ser dominicano-estadounidense hoy en día en la ciudad de Nueva York es muy diferente a cuando Vargas llegó por primera vez a principios de la década de 1990, donde los dominicanos enfrentaron prejuicios, especialmente de otros grupos latinos. Parte de esa experiencia se encuentra detalladamente descrita en el articulo “How I became Black” escrito por Cesar Vargas.

El resto de este articulo esta disponible solo en inglés, en el sitio web del autor. Traduccion al español provista por PLURAL.

cesar_df75c1eef816c54a3f2582f0d04ff2c0.fit-600w
Cesar Vargas with his mother Miriam.

U.S. Dominicans mark their own month – Dominican Heritage Month – culminating on February 27th with Dominican Independence Day, which marks the country’s independence from Haiti.

According to Pew Research Center, more than half of the Dominicans living in the United States were not born here, compared to 35 percent of Latinos overall. Nearly half of those who immigrated have been in the United States for more than 20 years

At almost two million, Dominicans are now the fifth-largest Latino group in the U.S. Most Dominicans and Dominican Americans are concentrated in several large East Coast cities, most notably in New York, New Jersey, Florida, and Massachusetts.

César Vargas is a writer living in New York City, arriving from the Dominican Republic two months shy of turning 13, “right in the middle of winter for a double whammy of culture and climate shock,” he said.

“I’m not surprised we’re one of the fastest-growing Latino groups,” said Vargas. “We are very extended-family oriented. We might learn all that rugged individualism in America, but for us, taking care of our families is very important.”

Being Dominican-American nowadays in New York City is different than when Vargas first arrived in the early 1990s, where Dominicans faced prejudice, especially from other Latino groups. A detailed description of what was that like, has been depicted by Cesar on his artcile “How I became Black”.

READ FULL ARTICLE HERE

Leave a Reply