A partir de hoy, Lunes 7 de Mayo, indicar el número de calorías en menús de comida será obligatorio en EEUU

Starting today, Monday 7th, calorie counts on menus are going to be mandatory in the US

GettyImages_81982080.0.jpg


Fuente / Source: Vox.com / Julia Belluz
Imagen / Image: Chris Hondros/Getty Images
 READ ENGLISH VERSION BELOW ⇓

Un gran esfuerzo de transparencia nutricional en Estados Unidos finalmente está sucediendo.

Después de casi una década de demoras, la Administración de Drogas y Alimentos de Trump implementará el lunes una política de la era de Obama que requerirá que restaurantes y otras tiendas de alimentos con 20 o más ubicaciones contabilicen y hagan públicas las calorías de sus platos.

Cualquier gran cadena -desde supermercados hasta cines, parques de diversiones, máquinas expendedoras y restaurantes- tendrá que mostrar cuántas calorías vienen con sus sándwiches, palomitas de maíz, cócteles, cerveza, vino y papas fritas. La información deberá ser colocada en los menús de manera visible.

Algunos restaurantes  ya han empezado a implementar esta práctica. Varias cadenas principales comenzaron a moverse en esta dirección voluntariamente porque se esperaba que la FDA finalizara esta regulación hace años. Es por eso que puedes ver que el gran café con leche en Starbucks tiene 190 calorías, el sándwich de pavo, manzana y cheddar en Panera tiene 710 calorías, y el Big Mac de McDonald’s contiene 530 calorías, por ejemplo.

Pero ahora estaremos inundados con datos de calorías. Y aunque no se espera que estos cambios causen que los estadounidenses mejoren repentinamente sus dietas, el visualizar las calorías podría tener profundos efectos indirectos sobre cómo pensamos acerca de nuestra alimentación y nutrición, qué elegimos del menú y, en última instancia, qué sirven los restaurantes.

El resto de este artículo está disponible solo en inglés en el sitio web del autor. Traducción al español provista por pluraL.


Starting today, Monday 7th, calorie counts on menus are going to be mandatory in the US

A major nutrition transparency effort in America is finally happening.

It’s finally happening. After nearly a decade of delays, Trump’s Food and Drug Administration is implementing an Obama-era policy on Monday that will require restaurants and other food outlets with 20 or more locations to post calorie counts.

Any big chain — from grocery stores to movie theaters, amusement parks to vending machines to restaurants — will have to show how many calories come with their sandwiches, popcorn, cocktails, beer, wine, and french fries. Up front. Right on the menus.

In some eateries, menu labeling is already happening. Several major chains started to move in this direction voluntarily because the FDA was expected to finalize this regulation years ago. It’s why you can see that the grande latte at Starbucks has 190 calories, the turkey, apple, and cheddar sandwich at Panera has 710 calories, and McDonald’s Big Mac packs 530 calories, for example.

But we’ll now be flooded with calorie data. And while these changes aren’t expected to cause Americans to suddenly clean up their diets, they could have profound indirect effects on how we think about food and nutrition, what we choose from the menu, and ultimately what restaurants serve. READ FULL ARTICLE

Leave a Reply