El debate sobre el control de armas también puede ser complicado para los latinos.

The Gun Control Debate Can Be Complicated for Latinos, too

180327-think-gun-show-se-330p_c9584645f95896149842910840391add.focal-1000x500

Fuente / Source: NBCNews
Imagen / Image: Dominick Reuter / AFP/Getty Images
READ ENGLISH VERSION BELOW ⇓

La mayoría de los latinos apoyan las verificaciones de antecedentes y las prohibiciones de rifles de asalto, pero cuatro de cada diez no desean que el Congreso apruebe más leyes que restrinjan la posesión de armas.

Entre los latinos, solo el 21 por ciento posee un arma de fuego o vive en un hogar con alguien que tiene un arma de fuego, según Pew Research Center. Para los negros, el número es 32 por ciento. En comparación, casi el 50 por ciento de los blancos poseen un arma de fuego o viven en un hogar con alguien que sí lo tiene.

A pesar de sus bajas tasas de posesión de armas, el 29 por ciento de los latinos y casi la mitad de los negros dicen que la violencia armada es un gran problema en su comunidad local, mientras que solo el 11 por ciento de los blancos lo expresa así, a pesar de las altas tasas de suicidio entre los blancos. Un poco más de cuatro de cada diez latinos, así como blancos, dicen que conocen a alguien que recibió un disparo, en comparación con el 57 por ciento de los adultos negros.

Sin embargo, al igual que los blancos, los latinos tienen sentimientos encontrados sobre el control de armas. Por ejemplo, una encuesta de Latino Decisions del 2016 mostró que mientras el 95 por ciento de los hispanos pensaban que las personas debían pasar un control de antecedentes para comprar un arma, muchas menos, alrededor del 60 por ciento, consideraban que el Congreso debería considerar nuevas leyes restringiendo la propiedad de armas.

Como muestran las encuestas, el país se debate entre la protección de los derechos a la posesión de armas y el control de la posesión de armas. Si bien la mayoría de los estadounidenses apoyan medidas individuales, como prohibir las armas de gran capacidad y crear una base de datos federal para rastrear las ventas de armas, su apoyo a más leyes sobre armas se deteriora cuando se discuten los derechos de armas en abstracto. El mismo estudio de Pew informó que el 51 por ciento de los adultos dijeron que era más importante controlar la posesión de armas, mientras que el 47 por ciento dijo que proteger el derecho a poseer armas es más importante.

Según la encuesta Latino Decisions 2016, cuatro de cada 10 latinos no quieren que el Congreso apruebe más leyes que restrinjan la posesión de armas. Un argumento común de quienes se resisten al aumento de las leyes de armas es que hay ciudades que tienen un problema masivo de violencia armada a pesar de que tienen algunas de las leyes de armas más duras del país.

El resto de este artículo está disponible solo en inglés en el sitio web del autor. Traducción al español provista por pluraL.

 

The Gun Control Debate Can be Complicated for Latinos, too

Most Latinos support background checks and assault rifle bans, but four-in-ten didn’t want Congress to pass more laws restricting gun ownership.

Among Latinos, only 21 percent own a gun or live in a household with someone who has a gun, according to Pew Research Center. For blacks, the number is 32 percent. By comparison, almost 50 percent of whites own a gun or live in a household with someone who does.

Despite their low ownership rates, 29 percent of Latinos and almost half of blacks say gun violence is a big problem in their local community, while only 11 percent of whites say so, despite much higher rates of suicide among whites than Hispanics. A little over four-in-10 Latinos, as well as whites, say they know someone who has been shot, compared to 57 percent of black adults.

Like whites, however, Latinos have mixed feelings about gun control. For instance, a poll by Latino Decisions in 2016 showed that while 95 percent of Hispanics thought people should be required to pass a background check in order to buy a gun, far fewer, about 60 percent, felt that Congress should consider any new laws restricting gun ownership.

Like polls show, the country is torn on the balance between protecting the rights to gun ownership and controlling gun ownership. While a majority of Americans support individual measures, such as banning high capacity magazines and creating a federal database to track gun sales, their support for more gun laws deteriorates when discussing gun rights in the abstract. The same Pew study reported that 51 percent of adults said it was more important to control gun ownership, while 47 percent said protecting the right to own guns is more important.

As reported in the Latino Decisions 2016 survey, four-in-10 Latinos do not want Congress to pass more laws restricting gun ownership. A common argument by those who resist increased gun laws is that there are cities that have a massive gun violence problem even though they have some of the toughest gun laws in the country.

READ FULL ARTICLE

Leave a Reply