El significado del éxito de “Black Panther” para los directores negros en Hollywood

The Meaning of Black Panther’s success for Black Directors in Hollywood

ryan-coogler-black-panther-758x427.jpg


Fuente / Source: Wired
Por / By: Jason Parham
READ ENGLISH VERSION BELOW ⇓

Hay una renovada sensación de emoción en Hollywood, y gran parte de ella tiene que ver con el éxito singular y arrollador del director Ryan Coogler Black Panther, que ha gobernado la taquilla durante cinco semanas consecutivas, recabando astronómicos $1,2 mil millones a nivel internacional en esa misma pequeña ventana de tiempo. Tal soberanía cinematográfica no ha sido alcanzada desde Avatar, la épica de ciencia ficción de James Cameron de amor y colonización de 2009.

Pero el impacto de Black Panther va más allá de la línea de fondo: también es muy querido por los críticos y la prueba cinematográfica de que un director negro con un elenco totalmente negro y equilibrado en cuanto al género puede cautivar al público. Es un triunfo que pone a prueba una tesis compleja: que los principales estudios ahora confiarán a los directores de color películas mega presupuestadas y de franquicia. Me gusta pensar que es el Efecto Ryan Coogler.

No soy el único que anticipa este cambio. La escritora y actriz ganadora de un Emmy, Lena Waithe, le dijo recientemente a Vanity Fair que cree que ahora habrá dos épocas: “Antes de Black Panther y Después de Black Panther”. “Estos ejecutivos miran a su alrededor y se dicen a sí mismos: ‘queremos una Pantera Negra; queremos una película por la que salgan en tropel a verla, la vean varias veces y se agoten las entradas a las salas de cine'”, dijo. “Y como también vivimos en una ciudad de imitadores, ¡vendrán muchas malas películas negras de superhéroes porque no todo el mundo es Ryan Coogler!

El resto de este artículo está disponible solo en inglés en el sitio web del autor. Traducción al español provista por pluraL.

What Black Panther‘s Success Means for Black Directors

There’s a renewed sense of excitement afoot in Hollywood, and much of it has to do with the singular and sweeping success of director Ryan Coogler’s Black Panther, which has ruled the box office for five consecutive weeks, grossing an astronomical $1.2 billion internationally in that very small window of time. Such cinematic sovereignty hasn’t been engineered since Avatar, James Cameron’s 2009 sci-fi epic of love and colonization.

But Black Panther’s impact goes beyond the bottom line—it’s also beloved by critics and cinematic proof that a black director with an all-black, gender-balanced cast can captivate audiences. It’s a triumph that tests a complex thesis: that major studios will now entrust directors of color with mega-budgeted, franchise-worthy films. I like to think of it as the Ryan Coogler Effect.

I’m not the only one anticipating this shift. Emmy-winning writer and actress Lena Waithe recently told Vanity Fair that she believes there will now be two eras: Before Black Panther and After Black Panther. “These execs are all looking around and saying to themselves, ‘we want a Black Panther; we want a movie where (expletive) come out in droves and see it multiple times and buy out movie theaters,’” she said. “And because we also live in a town of copycats, there are going to be a lot of bad black superhero movies coming because everybody ain’t Ryan Coogler!” READ FULL ARTICLE 

 

Leave a Reply