Esta universidad está contratando un coordinador para combatir el odio en el campus

This University Is Hiring a Manager to Combat Hate on Campus

1520627792866-PKG_35147_BIAS_COORDINATOR_JC_022318_MASTER_MIX_AND_COLOR01_03_16_08Still010.jpeg


Fuente / Source: Vice News
Por / By: Jay Kang
Foto  / Photo: MArvel Stuidos / Disney via AP
READ ENGLISH VERSION BELOW ⇓

En mayo pasado, el teniente John Collins III visitaba a unos amigos en la Universidad de Maryland cuando fue asesinado a puñaladas por el estudiante “senior” Sean Urbanksi después de un encuentro casual en el campus. Ahora la Universidad de Maryland está intentando hacer algo inusual para diseñar un puesto de trabajo enfocado en combatir el odio.

A simple vista, el ataque brutal se desarrolló de manera predecible. Urbanksi fue acusado de un delito de odio, y la universidad ofreció a los estudiantes asesoramiento y un momento de silencio cuando regresaron al campus, aunque en el otoño porque el semestre de primavera había terminado justo en el momento del ataque.

Pero hubo otra respuesta al asesinato de Collins a nivel administrativo. Desde entonces, la escuela ha aumentado significativamente los fondos para la Oficina de Diversidad e Inclusión e inició el “Grupo de Trabajo de Inclusión y Respeto” en un esfuerzo por “alimentar un clima que sea más respetuoso e inclusivo para todos los miembros de nuestra comunidad universitaria”. Ahora la escuela se está enfocando en contratar un “coordinador de parcialidad de odio”, la primera posición de este tipo.

El resto de este artículo está disponible solo en inglés en el sitio web del autor. Traducción al español provista por PluraL.

THIS UNIVERSITY IS HIRING A MANAGER TO COMBAT HATE ON CAMPUS

Last May, Lt. John Collins III was visiting friends at the University of Maryland when he was stabbed and killed by senior Sean Urbanksi after a chance encounter on campus. Now the University of Maryland is looking to make an unusual hire for a job focused on to combating hate.

On the surface, the brutal attack played out in a predictable way. Urbanksi was charged with a hate crime, and the university offered students counseling and a moment of silence when they returned to campus — albeit in the fall because the spring semester had essentially ended by the time of the attack.

But there was another response to Collins’s murder brewing on the administrative level. The school has since significantly increased funding for the Office of Diversity and Inclusion and started the “Inclusion and Respect Task Force” in an effort to “nurture a climate that is more respectful and inclusive of all members of our campus community.” Now the school is focusing on hiring a “hate-bias coordinator,” the first position of its kind.

 

 

 

Leave a Reply